Equipamiento retail sostenible: el mercado busca comprometerse más con el medio ambiente

28 enero, 2020
tienda sostenible

Los datos no engañan: un 80% de los consumidores apuestan por marcas referentes en el terreno de la sostenibilidad. Y otro 70% tiene verdadero interés por conocer la procedencia y la trazabilidad de lo que compra en un supermercado. Y la clave es que ya no se conforman con productos de comercio justo o una simple reducción del plástico: quieren ver sostenibilidad de verdad. La buena noticia para ellos es que el 2020 traerá novedades contundentes en este sentido: ya se podrá hacer la compra con cestas y carros de compra reciclados como los que Araven presentará en Euroshop 2020 bajo el nombre Oceanis. Una muestra más de que el sector quiere seguir dando pasos firmes.

La sostenibilidad es rentable

Según datos de la ONU, las empresas que han asimilado el cambio de modelo ya crecen un 15% más que aquellas compañías que, sencillamente, no hacen nada. El retail, como ya hemos apuntado en el párrafo anterior, no tiene la menor intención de pasar de puntillas en este aspecto: consciente de que el consumidor quiere ver reflejados sus propios valores en las empresas que confía, la apuesta por facilitar un equipamiento mucho más sostenible ya forma parte del ADN de este sector. Aunque, por el momento, la mayor parte de los esfuerzos se centran en la reducción del packaging más contaminante, premiando a su vez las opciones más “verdes”.

packaged-1323124_1280

La agenda medioambiental, clave para los retailers

“Digitalización” o “Innovación” serán dos tendencias adicionales que acompañarán en el camino a la sostenibilidad. A lo largo del 2020, a nadie le sorprenderá que el sector tenga constantemente puesto el foco en el consumidor. Él será quien se aproveche de las innovaciones y marcará, tal y como viene haciendo hasta hoy, el camino que tendrán que seguir las grandes marcas en materia medioambiental.

Fue el propio consumidor el que, por ejemplo, exigió llevar su propio packaging a los supermercados para realizar sus compras sin generar tanto plástico de un solo uso. Y se trata solamente de un ejemplo, la verdadera clave será estar a la altura del cambio que supone apostar de forma definitiva por la reducción de los desperdicios y la eliminación casi completa de los envases más contaminantes. Se ha bautizado como “objetivo residuo cero”.

Además, se seguirán haciendo ingentes esfuerzos “en materia de eficiencia en tiendas, logística y surtido, aspectos en los que el formato de supermercado proximidad ha adquirido posiciones de liderazgo“, tal y como pronostica Ignacio García Magarzo, director general de ASEDAS. Casi con toda seguridad, será en este contexto donde mejor encajarán tendencias muy punteras que ya asoman la cabeza con fuerza. Un ejemplo perfecto es la ya mencionada gama Oceanis de Araven: cestas y carros de supermercado hechos con plásticos reciclados, que abanderan la concienciación del sector por la vertiente sostenible.

Nuevos formatos de tienda

 

Un cambio constante

Adaptarse a la evolución “demográfica, sociológica y tecnológica donde todo cambia” será otro punto muy para tener en cuenta dentro del sector retail. Y es que prácticamente nada se ha quedado como estaba: han cambiado las unidades familiares, el tipo de hogares y su estilo de vida; ahora se demanda una producción más sostenible que aporte momento de consumo asociados a la salud y el placer.

En este contexto, tal y como augura en este análisis Aurelio del Pino, presidente de ACES, “las empresas deben dar respuesta a estos nuevos escenarios”. “Creemos en el supermercado como el punto de encuentro más eficaz entre personas y productos, y en su capacidad para dinamizar muchas de las trasformaciones, como la promoción de unos hábitos de alimentación y vida más saludables o acciones positivas para la mejora del medio ambiente”, concluye.

¿Qué cambios se han detectado hasta ahora?

Datos facilitados por Greenpeace certifican que las acciones más positivas hasta el momento han sido algunas como estas:

  • Reducción del 20% de los plásticos desechables hasta 2025.
  • Introducción de bolsas reutilizables para hacer compras a granel.
  • Priorización de la reducción real de todos los envases y otros plásticos de un solo uso.
  • Permitir al consumidor llevar sus propios envases para la compra de frescos.

¿Se le puede ofrecer algo más al consumidor que de verdad se preocupa por la sostenibilidad? Sí, se puede: el equipamiento retail sostenible también está a la orden del día y puede contribuir activamente a dar respuestas a esos nuevos escenarios que se han pronosticado para 2020. ¿Llegará el momento definitivo de hacer la compra con carros de supermercado y cestas hechas con material reciclado? Todo apunta a que sí.

cestas recicladas plastico marino araven

Leave a Reply